sábado

Ulises, Camilo y Lula - by Revolution Inn!


Son mis perros. Haaaarrrmosos nombres elejidos por mi santa madre, sus dueños son lo más malcriado que pueda existir en el planeta.
Ulisito Feneniquísimo es la princesa de la casa, y ahora mismo tiene puesto como collar un cinturón blanco con lentejuelas, aporte de mi hermana. También le poníamos vestidos de muñeca cuando era chico, antes de que mi santa madre nos descubriera.
Lula Fanny Sexy medina es, por naturaleza, una hiperactiva, quizá un poco sorda, que ni durmiendo se queda quieta. Sin su collar rojo se siente desnuda, y cuando vamos a atarla (como para que cuide un poco la casa, vio) se aplasta contra el piso y queda como uno de los tantos sapos aplastados que mi gata caza. Gosta muito de revolcarse en las zanjas o en los restos de otros animales. (Actualización: Uno de sus mayores placeres es ladrar de 12 de la noche a 4 de la madrugada sin ninguna razón aparente, porque pasó una mosca, porque un perro en la China ladra... ¬¬)
Y Camilito es, por simple genética, el tuyi de la familia. El nombre lo eligió mi santa madre en repudio a la novela Casi Ángeles, o capaz que porque el que hacía de Camilo en esa serie estaba, a su entender, muy bueno. (puaaaj, madame, PUAJJ)
(Actualización: él se sabe todos los huecos en el alambrado de mi casa y es el espía perfecto cuando tiene que salir... pero no sabe cómo entrar ¬¬)
Ambos tres son los únicos que calman a mi loca santa madre, los que escuchan sus secretos, y por qué no, reciben más mimos que cualquiera en la casa.
Psicológicamente analizando, ahora sé por qué mi hermana huyó de casa en monopatín y yo me drogo con cáscaras de manzanas verdes, amarillas y rojas, procesadas y convertidas en Juguitos Tang Multifruta.


Revolution Inn!*

1 comentario:

andreita dijo...

¡jajaja! ¡Muy dulce! ¡Abrile si no sabe entrar pobrecito! =)